EVENTOS Y
CONGRESOS
LIBROS GLOSARIO MARKETING

Clasificación de los productos

volver al glosario

La clasificación de los productos puede hacerse de acuerdo con distintos criterios:
a)    En función de su tangibilidad:
-    Bienes. Son tangibles.
-    Servicios. Son intangibles, pero su prestación puede llevar asociados productos tangibles; por ejemplo, el servicio de restauración o el de transporte.
-    Ideas. Son intangibles.
Esta clasificación de los productos está de acuerdo con la definición de marketing de la American Marketing Association (AMA) de 1985 (Murphy y Enis, 1986).
b)    Según el mercado al que se dirigen:
-    Productos de consumo.
-    Productos industriales.
Esta distinción tradicional de los productos no lo es tanto en función de la naturaleza de los mismos, ya que un mismo producto puede ir destinado al mercado de consumo o al mercado industrial, sino fundamentalmente por el tipo de comprador. Así, por ejemplo, los neumáticos para automóvil o el papel para escribir, serán productos de consumo si quien los adquiere es el consumidor final; en cambio, serán productos industriales si el comprador es una organización que los adquiere bien para incorporarlos a sus procesos de producción, bien para utilizarlos en sus operaciones corrientes o bien para revenderlos. No obstante, hay algunos productos que por su propia naturaleza son típicamente industriales, como, por ejemplo, las materias primas o los bienes de equipo.
 

1.    Productos de consumo. Los productos o bienes de consumo, a su vez, pueden clasificarse también de acuerdo con distintos criterios:
a)    Atendiendo a su duración:
- Bienes de consumo duradero. - Bienes de consumo destructivo.
b) Según la frecuencia de compra y el esfuerzo realizado en el proceso de decisión. Esta clasificación -limitada a bienes de conveniencia, de compra esporádica y de especialidad- fue desarrollada inicialmente por Copeland en 1923 y la American Marketing Association la adoptó como propia en 1948 (Enis y Roering, 1980):
-    Bienes de conveniencia o compra habitual. Se subdividen en tres clases (Kotler, 1984):
• Corrientes o de uso general. • De compra por impulso.
• De compra de emergencia.   • Bienes de compra esporádica.
-    Bienes de especialidad.
-    Bienes de preferencia.
-    Bienes no buscados.
2.    Productos industriales. Los productos que adquieren las organizaciones pueden clasificarse, de acuerdo con sus características y usos a los que se destinan, en los siguientes grupos (Hill, Alexander y Cross, 1975):
- Materias primas. - Equipo pesado. - Servicios industriales.
- Equipo auxiliar.   - Partes componentes.
- Materiales.          - Suministros.
 

                                  
Departamento de Comercialización
e Investigación de Mercados

Facultad de Economía y Empresa -
Torre D/planta 4/5
Campus de Espinardo
C.P. 30100 (Murcia)