EVENTOS Y
CONGRESOS
LIBROS GLOSARIO MARKETING

Posicionamiento

volver al glosario

Se refiere al lugar que ocupa un producto o marca, según las percepciones de los consumidores, en relación a otros productos o marcas competitivos o a un producto ideal.
La percepción del producto puede determinarse mediante técnicas de “posicionamiento”, que miden la posición en un “mapa” de los productos en relación con la de los demás. Esta medida puede hacerse mediante la comparación entre sí de todos los productos analizados, sin referirse a atributos concretos, o bien, al contrario, partiendo de las evaluaciones de los productos por cada uno de los atributos considerados. En el primer caso, puede utilizarse la técnica del análisis multidimensional no métrico, y en el segundo, el análisis conjunto o el análisis factorial.
La posición de un producto o marca puede determinarse no sólo por las percepciones de los consumidores en relación a otros productos, sino también por las preferencias establecidas (jerarquía) por los mismos.
rolex replica watches Una posición efectiva es la que permite a un producto o marca ocupar un nicho preferente y único en la mente del consumidor y que es consistente con la estrategia de marketing. El posicionamiento puede dividirse en tres componentes: atributos, beneficios y reclamos (Lautman, 1993).
El conocer la posición que un producto o marca ocupa en el mercado es especialmente útil para orientar la estrategia de marketing y determinar las acciones necesarias a fin de mantener o corregir la actual posición.
 

Wind (1982) distingue seis tipos posibles de acciones para posicionar un producto o marca:
1.    Por las características del producto. El precio, la economía, la duración, la robustez, etc., pueden resaltarse para posicionar un producto o marca.
2.    Por los beneficios o problemas que solucionan. Los dentífricos, por lo general, resaltan los beneficios que proporcionan: combaten las caries, dejan buen aliento o son refrescantes.
3.    Por el uso u ocasiones de uso. Los cafés solubles son presentados tomándose en una tertulia o en una reunión de amigos.
4.    Por clase de usuarios. Consiste en resaltar la clase de personas que utilizan el producto. La empresa de relojes Rolex, por ejemplo, presenta a personajes famosos como usuarios de sus productos.
5.    En relación a otros productos. Esto lleva a la realización de publicidad comparativa. Este tipo de acciones se pueden llevar a cabo de forma directa, citando los nombres de las marcas competidoras, o de forma más genérica, indicando la superioridad de la marca propia con respecto a las demás de la competencia, sin ser citadas de modo expreso.
6.    Por disociación de la clase de producto. Con esta estrategia se pretende “desmarcar” el producto de los competidores. Cuando todos los refrescos de naranja eran con burbujas, Trinaranjus trató de diferenciarse resaltando que era el refresco “sin burbujas”.
 

                                  
Departamento de Comercialización
e Investigación de Mercados

Facultad de Economía y Empresa -
Torre D/planta 4/5
Campus de Espinardo
C.P. 30100 (Murcia)